Ir al contenido principal

Entradas

Soy Mónica Samborita Khayatte. Soy periodista, comunicadora, creativa, publicitaria y todas esas cosas que son más o menos lo mismo pero no.
Entradas recientes

Hola, qué tal

Hola señor presidente, hice campaña por el otro candidato pero voté por Ud.
Con esta frase, me bienvengo más de un año después.
A vomitar letras de nuevo.
Yes, yes, oh yes.

Vilcómen

Hoy me desperté y supe que no sabía alemán, ni una poca, pero seguí caminando un pasito más y me lavé los dientes. Me lavé los dientes con esa pasta que está ahí desdenomeacuerdocuándo pero sigue ahí, limpia, refrescante, sensitiva, sensible, blanqueadora, la mejor. Ella sabe que es la mejor, ella y yo lo sabemos, mis dientes y ella, mis dientes y yo, todos los involucrados en el teme.
Y qué se yo, quiero salir a la calle y esperar ese colectivo, ese que venga notanvacío como para que me de miedo subir, notanlleno como para que me cueste respirar. Y cuando llegue, que me suba y decirle al señor conductor. Al que me va a mirar con cara de "tengo cosas más importantes que hacer que andar acarreándote a vos con estos subhumanos con olor deeseolorrancioquetepenetraenlosporos en mi máquina de cuatro / ocho ruedas".
Él tuvo también una mañana en donde se dio cuenta que no sabía alemán. No sabía alemán y manejaba colectivos, ¿cómo no lo había notado antes?, ¿acaso los dados de plush …

Pletóva maska

Fueron cosas tan de colores que ahora sólo puedo ver blanco y negro. Fueron cosas tan mías que ahora no las sé decir… pero quiero.
Quiero que duren y quiero poder decirlas.
Poder aprender a decir te quieros y gracias en griego, alemán, noruego, húngaro y francés.
Seguir teniendo esa crema exfoliante –lo que creo que es una crema exfoliante- escrita en checo.
Tomar cerveza de cualquier gusto a las 11 am, a las 2 pm, a las 10 pm y a las 4 am, con quien sea, como sea. Reírnos de publicidades de 1920 que nunca entendimos, en cápsulas que no se entendían.
Ir a casas tomadas y encontrar chilenos hippies que hace 15 años aparecieron ahí y siguen.
Que intenten venderme artesanías que no entiendo.
Buscar por toda una ciudad lo que en la revistita aparece como importante, ya sean restos de muros, de estatuas, de iglesias, de templos…
Romper lavarropas ajenos, desesperarme, convencerme de que lo que estaba hablando era italiano.
Comprar y romper paraguas.
Salir a pasear con Charlie sólo porque tiene glamo…

Un brindis por la gente inteli-gente

1) Que me hizo dar cuenta que informar es in-formar
2) Pues una ciudad es también una rutinaria marcha fúnebre hacia la ruina barrial y el basurero industrial, dobladillos del avance tecnológico. Todos los días pasa el sepelio silencioso de los juguetes industriales pasados de moda y de las máquinas obsoletas al tiempo que el frenesí de la novedad obnubila la mirada a fin de hacer menos obvio el envejecimiento sin dignidad y el dolor sin consuelo que a simple vista se muestra en las interminables filas de "viejas generaciones" o de rechazados a la entrada de campos de trabajo. Así también, la ficha ganadora en la mesa de ruleta nos distrae de las apuestas segadas por el bastón del croupier. (Bien por C Ferrer, eh. Apláudolo)

Ya?

Y se acerca el final, pero se siente tan raro.... En tiempo vida - muerte fue poco, pero en tiempo vida - cabeza fue eterno, avasallante, arrollador, terminal. Aprendí a ver desde lejos, retrospectivas de 25 años en 4 meses, y también de más allá, de cuando los Khayattes, Dedeianes, Ingénitos y Gámbaras eran de acá, mi pasado.
Familias impensadas e increíbles, amigos que traía y otros que me llevo, otros que me abrieron las puertas de su casa sin preguntar, sin cuestionar. Hermosos.
Termina, pero en un hasta luego -en un hasta muy luego-. Toda la aventura en avión, micro, tren, bondi, auto, teleférico, funicular, aerosilla, barco... pero sobretodo, a pata. Pasos que disfruté incluso en climas muy hostiles e incluso mientras estaba perdida en lugares inentendibles, sin saber ni de dónde venía. Pasos que me alcanzaron a lugares que solo había visto en libros, en fotos ajenas, en películas, en clases de geografía del secundario, cuando nos enseñaron por ejemplo, que la capital de Hungría e…